El Chico Y La Burbuja

961 palabras | 7 minutos

Juan Jhosua | Abril 30 2014

Había una vez un chico que quería tener una burbuja. Este joven pasaba la mayor parte de sus díassoñando con tener una burbuja. Él podía mirar las burbujas desde la distancia y pensar para sí mismo que si tan sólo lograse conseguir una de ellas, sería feliz. Él quería una burbuja, el necesitaba una burbuja, él tenía que conseguir una; todos tenían una burbuja, todos… a excepción de él.

Fue así como a medida que creció, también empezó intentando a atrapar burbujas. El trato con todas sus fuerzas de atrapar la burbuja prefecta. Algunas personas trataron de decirle que él no necesitaba tener una burbuja y que no era como piensa, pero él sabía que estaban equivocados. ¡Él tenía que tener una burbuja! No podía vivir si no tenía una burbuja, y moriría si no tenía una. Algunas veces, estando muy cerca de atrapar una burbuja, simplemente la perdía. ¡Qué mala suerte! Pero él nunca se rindió.

Este chico podía contemplar las burbujas más bonitas, y pensar en lo mucho que quería tener una, en lo feliz que podría hacerlo. De hecho, él estaba convencido que allá afuera había una burbuja única justo para él y nadie más que él. Esta era “la burbuja” que él estaba destinado a encontrar, y que estaba destinada a encontrarlo a él.

Un día, después de ochocientos cincuenta y seis burbujas equivocadas, por fin este chico encontró su burbuja; él sabía que esto era todo lo que siempre había querido ¡Era “la burbuja”! ¡Estaba tan feliz! ¡Era tan bonita! ¡Era tan… perfecta!

Cada día él pensaba en su burbuja; él amo su burbuja y estaba convencido de que suburbuja lo amo a él también. Este chico podía pasar todo el tiempo con su burbuja, besarla, bailar con ella, cantarle, y hasta escribirle cartas; sin duda, estaba convencido de que pasaría el resto de su vida con su burbuja y nada jamás podría cambiar el amor que él sentía por su burbuja.

Un día, la burbuja explotó. El chico se sentía destrozado y deprimido; lloró, lloró y lloró; sentía que la odiaba y aborrecía; le gritaba… No podía creer como es que la burbuja pudo hacerle esto tan terrible. Cantaba canciones de odio a la burbuja que lo dejo sólo… ninguna burbuja para sí mismo. La burbuja estaba también destruida, y ahora estaba en pedazos.

El chico decía que nunca, nunca, nunca, nunca, jamás volvería a querer otra burbuja… bueno…quizá no. Pronto se convenció de que necesitaba una burbuja diferente, y aquella que perdió era la burbuja EQUIVOCADA (¿Puedes creerlo?). Tenía que haber una mejor burbuja que nunca explotaría, y esta tenía que estar en algún lado esperando por él. Ahora tan sólo le restaba, poder encontrarla …

>>Fin<<

 Tal vez ya entiendes el significado aquí. Si no es así, estoy escribiendo sobre lo que he visto suceder muchas veces, a tanta gente. La burbuja se refiere a muchas cosas, pero principalmente al noviazgo. La cultura en que vivimos pone tanto énfasis en la búsqueda de “ese alguien” que hará que su vida tenga sentido. Pero la verdad es que esto no es el propósito final de Dios para ti. Él ofrece un mayor amor y propósito para tu vida si tendrás el valor de tomar en serio la búsqueda de Él, y de comprometer tu vida a servirle. Así que muchas, muchas personas se casan pensando que será el final de su soledad y falta de propósito en la vida,  se obsesionan con otra persona como si fuera la respuesta. Luego, cuando las cosas se desmoronan o, cuando la  “burbuja explota”, como decimos en inglés,  se convierten en personas devastadas. He visto esta devastación literalmente arruinar vidas de las personas.

No estoy diciendo que no puedes o no debes casarse. Pero que tienes que ser maduro y tratar con esto de forma extramente serio. No es un juego. No pierdes nada esperar unos años antes de meterse con alguién. Antes de hacer cualquier cosa, realmente considera lo que Jesús te ofrece. Ponte serio con buscar a Él y pides que Él te muestra, te guia, te enseña y más que todo, que te salva. Este decisión es un punto decisivo de la vida, y no hay vueltas ni devoluciones. En esa misma tema, digo a las personas de mi edad; el estandard de este mundo malvado no puede determinar lo que tú haces sino el estandard de el Dios que te creó. No seas tonto, seas sabio. No juegas con tu vida ni las vidas de otras personas. Pablo y Jesús dijeron que porque el mundo es como es y el divorcio es tan horrible, es mejor ser soltero si lo puedes aceptar. Yo estoy de acuerdo con ellos. 

También hay muchos otros tipos de “burbujas” . Puede ser cosas grandes o pequeñas , carreras, títulos , premios, casas y tantas cosas que la gente piensa realmente hará para mejorar sus vidas . El  hecho sencillos es que todas las cosas están vacías. Todas las cosas son vanidad (Ecc.1 : 2). Así que no seas un niño persiguiendo una burbuja, mi amigo. No seas tonto. Tenga en cuenta que tu vida es más valiosa que los ideales poco profundas de mundo en rebelión contra Dios. Tú eres el que va a sufrir en el final.